Reflexionando …

El curso #flipped_INTEF toca a su fin. Acabamos de finalizar la parte más importante, que consistía en entregar un proyecto que pueda servir para un modelo de clase flipped. Cada profesor ha plasmado sus propuestas en un documento y lo ha enviado para su evaluación. dicha evaluación será llevada a cabo por el propio autor (autoevaluación) así como por otros tres compañeros del curso.

Siempre es importante recibir las opiniones de tus compañeros de profesión, sobre todo como en este caso, si se trata de profesores de otras especialidades, ya que se enfrentan al proyecto con una visión muy distinta a la nuestra. Por esta circunstancia, es posible que incluso su punto de vista inicial se aproxime más al que puedan tener nuestros alumnos, pero con un sentido crítico mucho más desarrollado, situación ésta que no podemos dejar de aprovechar.

Así, aunque en principio yo mismo era bastante consciente de que se trata de una proyecto en fase pre-beta  que precisa de muchas revisiones y modificaciones, mis compañeros han puesto de relieve algún detalle que no había tenido en cuenta y que deberé contemplar si alguna vez se dan las circunstancias para poder llevarlo a la práctica.

A la pregunta ¿Te sientes ahora capaz de planificar y diseñar un proyecto flipped? mi respuesta es que en lo referente a la planificación y NO respecto al diseño, por la cantidad enorme de trabajo que supone preparar todo el material necesario para afrontar con garantías un proyecto de las características del que he planteado. Las razones para esta negativa son variadas: falta de tiempo, falta de apoyos, inestabilidad en mi puesto actual, etc.

Me ha hecho también mucha ilusión comprobar que de los tres profesores que han evaluado el diseño de mi proyecto, uno de ellos indica que  “[…] me gustaría formar parte del grupo de alumnos y aplicar los conocimientos adquiridos […] Si algún día realizas la actividad, me gustaría ver los videos e iniciarme en el uso y programación de la Raspberry” y otro considera que “Como bien dices, ésta es una versión beta. Ojalá pueda conocer la definitiva”.

Estas opiniones me reafirman en mi idea de que la Raspberry Pi es el artefacto educativo más importante que ha surgido en esta década, pero que por desgracia, su integración en la educación formal en nuestro país está todavía bajo mínimos. Una de las razones es sin duda su desconocimiento por parte del profesorado. En este sentido, tendríamos mucho que aprender de países como el Reino Unido, lo cual es perfectamente lógico teniendo en cuenta de que se trata de los creadores de la Raspberry Pi. Pero creo que para tener éxito, una iniciativa de formación no debería centrarse en esfuerzos individuales sino que tendría que estar auspiciada por el Ministerio de Educación. Un gran impulso en este sentido podría suponerlo la oferta de algún curso de iniciación a través del intef similar a lo que ya se ha comenzado a hacer, por ejemplo, con el pensamiento computacional y Scratch.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s